dimarts, 12 d’abril de 2011

El lado de los rebeldes!

Porque reventó ya la paciencia del que se siente rebelde, por todas las injusticias que se cometen en el mundo... y las que quedan por cometerse. Algún día, contaremos que en el mundo hubo una selva.

Algún día, nuestros hijos preguntarán qué fue aquello a lo que llamaban bosques, aquello a lo que llamaban montañas... ya que no quedará nada.

¿Esta es la herencia que queremos dejar a las generaciones venideras?

Manda huevos.



Todavía queda esperanza!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada